PARROQUIA CATEDRAL NUESTRA SEÑORA DEL ROSARIO

Teléfono: 289 30 12 - 289 67 33 - 454 63 78
Correo: parroquiagirardota@hotmail.com
Horario de despacho:
Lunes - Viernes 9:00 a.m. a 12:00 m | 2:00 p.m. a 6:00 p.m.
Sábados 9:00 a.m. a 1:00 pm. | 2:00 p.m. a 5:00 p.m.
Domingos 9:00 a.m. a 1:00 p.m.
Miércoles no hay atención.
Eucaristías dominicales:
6:00 a.m., 8:00 a.m., 10:00 a.m., 11:00 a.m. 12:00 m., 4:00 p.m., 6:30 p.m.



Párroco:Pbro. José Leonardo Ospina Giraldo.

Vicarios parroquiales:
Pbro. Hernan Dario Alvarez.
Pbro. Jorge Alberto Márquez Bedoya.
Pbro. Elkin Fabián Cano Quiróz


COORDINADORES EQUIPO DE COMUNICACIONES
- Juan Pablo Valencia
- Dayana Lizeth Pérez Vásquez
- Carlos Daniel Mazo Vásquez

  • PARROCOS DE LA CATEDRAL DE GIRARDOTA DESDE SU FUNDACION
  • ENTREVISTA AL SEÑOR SEBASTIÁN MADRIGAL


  • BREVE RESEÑA HISTÓRICA

    PRIMERA PARTE DE LA HISTORIA DE LA CATEDRAL

    En 1702, se construyó una pequeña capilla llamada la viceparroquia de la Virgen del Rosario, que comenzó a aglutinar al naciente pueblo en torno a él. Luego, dicha capilla, comenzó a albergar a un gran número de peregrinos que venían a rendir culto a la imagen del Señor Caído, por lo cual la capacidad del pequeño templo no era suficiente y se comienza a ver la necesidad de contar una edificación adecuada que pueda acoger a los fieles.

    En 1880 el Obispo de la diócesis de Medellín, Bernardo Herrera Restrepo, quien ya estaba familiarizado con el trabajo del arquitecto francés Carlos Carré por la obra de la Catedral de Medellín, encargó a éste la elaboración de los planos para el nuevo templo. Para comenzar los trabajos de la construcción, la parroquia colocó un tejar en un paraje próximo a la vereda Cabildo, en terrenos propiedad de Raimundo Londoño, quien donó todo el barro que necesitara la obra. La cal para las mezclas de pega venía, en cambio, de las caleras que estaban arriba de la vereda de Juan Cojo.

    El 10 de marzo de 1890 se iniciaron los trabajos con la bendición de la primera piedra, realizada por el Obispo Herrera Restrepo, quien incitó a la población para que ayudara a la construcción del nuevo templo. Para 1902 ya se había terminado los cimientos y se comenzaron a construir los muros, por lo cual el Obispo Joaquín Pardo Vergara ordenó que se continuara con los trabajos sin interrupción. En 1907, gracias a lo avanzado que estaba el edificio, se hizo en él el Sermón de las siete palabras. El culto fue trasladado finalmente el 27 de noviembre de 1910, a causa del deterioro de la sacristía de la antigua iglesia.

    FIESTAS MÁS IMPORTANTES EN LA PARROQUIA:

    ° Fiestas del Señor Caído (Inicio primeros viernes de Enero)
    ° Cuaresma y Pascua
    ° Semana Santa
    ° Pentecostés
    ° Corpus Cristi
    ° Virgen del Carmen
    ° Nuestra Señora de los Dolores
    ° Patronales de Nuestra Señora del Rosario
    ° Fieles difuntos
    ° Inmaculada Concepción (Primeras Comuniones)
    ° Novenas de Navidad (16 – 24 de diciembre)
    ° Navidad
    ° 40 horas (fin de año)
    ° Primeros sábados de mes (día del Señor Caído)

    ACTIVIDADES PASTORALES PARROQUIALES

    Fiestas Patronales 2016

    Santuario del Señor Caído


    FIESTAS EN HONOR AL SEÑOR CAÍDO

    SEGUNDA SEMANA DEL MES DE ENERO

    DÍA DEL SEÑOR CAÍDO (PRIMER SÁBADO DE CADA MES):

    6:30 am Apertura
    8:00 am Eucaristía – Exposición del Santísimo
    9:00 am Hora Santa
    10:00 am Eucaristía por los Enfermos
    12:00 m eucaristía por los Peregrinos
    3:00 pm Oración de la Pasión del Señor
    4:00 pm Eucaristía por los peregrinos
    7:00 pm Eucaristía

    ORACION AL SEÑOR CAÍDO DE GIRARDOTA

    ÚNICO CAÍDO, QUE LEVANTAS CAÍDOS,
    MÍRAME CON ESOS OJOS BENDITOS
    QUE CONVIRTIERON A PEDRO Y A MAGDALENA,
    TIÉNDEME ESAS MANOS BENDITAS,
    OBRADORAS DE TANTOS MILAGROS Y PRODIGIOS;
    BÁÑAME CON ESA TU SANGRE DIVINA,
    QUE ME HAGA MENOS INDIGNO DE PARECER
    EN LA PRESENCIA DE TU PADRE,
    Y ABRÁSAME EN LAS LLAMAS
    EN QUE SE ABRASA TU DIVINO CORAZÓN,
    PARA QUE ME PURIFIQUES
    DE TODO CUANTO TE DESAGRADA
    Y ME CONCEDAS LO QUE TE VENGO A PEDIR…
    (SE HACE LA PETICIÓN EN SILENCIO),
    PERO QUE SE HAGA SIEMPRE TU SANTA VOLUNTAD. AMÉN.


    PRIMERA PARTE DE LA HISTORIA DEL SEÑOR CAÍDO



    (Fuente tomada del historiador Juan de Dios Cadavid Cadavid)

    Corría el año de 1766. En éste año se había hecho un pedido de algunas imágenes para iglesias de Medellín y de otros municipios de Antioquia, a una familia quiteña que tenía su taller de escultura a pocos metros de la “Plazuela Flores” de aquella histórica capital ecuatoriana.

    El Doctor Carlos de Molina y Londoño quiso incluir en aquel pedido una imagen del Señor al pie de la columna, para reemplazar el retablo traído desde España, y que se veneraba en la capilla a unos metros de distancia de la derruida capilla del Rosario y bajo cuya advocación adoraba al Dios Hombre.

    El viernes 17 de diciembre de 1767, a las 3 de la tarde, un peón llegó a la casa de campo del Dr. Carlos de Molina a avisarle que en la capilla vice-parroquial de San Esteban, lo esperaban dos señores quiteños, para hacerle entrega de una imagen. A aquel lugar llegó el Dr. De Molina; ante el peón, pagó el sacerdote la cantidad de setenta castellanos de oro, según reza la nota remisoria, a los mensajeros de la casa quiteña, cuya escultura era la más conocida y acreditada de América.

    Esta imagen fue colocada en la capilla, para cuya veneración había sido construida. Pocos años después, moría el Dr. Carlos de molina y Londoño, quien había nombrado como mayordomo a su sobrino el presbítero Manuel de Londoño, el que tomó posesión ante el Dr. Lucio de Villa.

    El presbítero veneraba en su capilla esa imagen, la cual desde el propio momento empezó su obra milagrosa. El Señor Caído quiso que en ese pueblo en cuyo seño se guardara su santuario iluminando la mente del Pbro. Dr. Londoño; éste comenzó a parcelar las tierras para el caserío que fue levantando en derredor de su capilla.

    A la muerte del Dr. Londoño, pasaron sus bienes a don Pedro Londoño, quien en lugar de la vieja capilla del Rosario, construyó a su costa el templo que más tarde vino a ser el parroquial.

    Don Pedro falleció en 1836; eran sus albaceas, Nicolás y Manuel Londoño; y en el año de 1837, en que se dio al servicio la iglesia parroquial, los herederos de don Pedro Londoño hicieron la entrega de la imagen del Señor Caído al pie de la Columna, conjuntamente con los demás enceres de la iglesia, que formaron parte del inventario elaborado este mismo año por el padre Upegüi.

    Más de dos mil pesos que había dejado como renta para el Señor Caído, asegurados en una de sus haciendas de “San Diego” y que más tarde fueron invertidos en la terminación de la misma iglesia que él había iniciado.

    En dicho inventario estaba incluido el retablo del Señor Caído al Pie de la Columna, ya que el de la Virgen del Rosario fue conservado por Don Eladio, quien a su muerte se lo dejó a su hija adoptiva, la que a su turno lo regaló a su hija Gabrielita, quien aún lo conserva con orgullo y veneración.

    Lo anterior indica que la imagen del Señor Caído ha venido por tradición de familia en familia; y por tradición también, es de la familia Londoño. A los miembros de ésta familia debe Girardota el terreno del área de la población, la capilla, la imagen a que hacemos referencia, estatuas, cuadros antiguos, ornamentos litúrgicos y el terreno donde se edificó el viejo cementerio.

    Los Londoño fueron magnánimos, ampliamente caritativos; la religión fue la norma de éstos bravos luchadores, que a fuerza de constancia y valor incrementaron la riqueza antioqueña, y supieron ampararse tras la fortaleza inexpugnable de la religión con la imagen que, como dijimos al principio, venera Girardota y millares de peregrinos que llegan de todas las latitudes a hacer pública demostración de Fe.

    ACTIVIDADES PASTORALES DIOCESANAS

    Grupo Juvenil Kairos