PENITENCIARIA

“ESTUVE PRESO Y VINISTEIS A VERME…” Mt 25, 36: Acompañamos a las personas privadas de la libertad en su proceso de resocialización; nuestra misión es anunciar la Buena Nueva a los hombres y mujeres vinculados al mundo penitenciario, a través de programas de atención integral que incentiven su crecimiento en la fe y provoquen cambios de actitud.
Además de cumplir su labor evangelizadora tras las rejas, la Pastoral Penitenciaria que se encuentra en las parroquias María Auxiliadora en Barbosa y Santo Domingo, acompañan a las personas privadas de la libertad, celebran con ellos la fiesta de Nuestra Señora de las Mercedes, les preparan en los sacramentos y durante el año les ayudan con elementos de aseo y otros elementos que los reclusos necesitan.

Como acción, la Pastoral Penitenciaria depende de la vicaria episcopal de Pastoral Social y trabaja en coordinación con los COPPAS (Comités parroquiales de pastoral social) de las parroquias donde se encuentra ubicadas las cárceles en nuestra diócesis.