PARROQUIA SAN ROQUE

Párroco:
Teléfono: 865 70 77
Celular:
Correo:
Horario de despacho:
Eucaristías dominicales:

BREVE RESEÑA HISTÓRICA

RESEÑA HISTÓRICA

Desde el año 1880 hasta 1887 San Roque fue viceparroquia, y por Decreto 35 del 3 de febrero de 1887 emanado por el Obispo de Medellín, Excelentísimo BERNANDO HERRERA RESTREPO fue nombrada parroquia, perteneciente a la Arquidiócesis de Medellín.

De un total de 56 veredas que integran el municipio de San Roque, la parroquia atiende 32 veredas. Las restantes son atendidas por las parroquias de los corregimientos de San José del Nus, Cristales y Providencia.

Las siguientes son las veredas que atiende la parroquia de San Roque: La Ceiba, El Porvenir, La Gómez, Playa Rica, El Táchira, La Mora, San Pablo, El Carmen, La Florida, San José del Nare, La Guzmana, La Candelaria, Las Encarnaciones, Patio Bonito, La Jota, El Diamante, El Barcino, El Vesubio, Guacas Arriba, La Bella, La Pureza, San Matías, San Isidoro, San Juan, Chorro Claro, San Javier, La Floresta , Santa Bárbara, Quebradona-Brasil; Quebradona.

Para una mejor atención a los fieles y la ejecución de distintas actividades, la parroquia se ha distribuido en la parte urbana en doce (12) zonas , cada una integrada por uno o varios Sectores, ellas son: Puente Negro; Capilla, Rincón Santo y Pedrero; El Reposo y salida a Sofía; Piscina, Comando de Policía, Colegios y Alto del Salvador; Salida a Santo Domingo; Alto de los Montoyas y Calle Caldas; Calle del Asilo y Salida al Nare; Calle Real, Alto de la Pila y Los Alpes; Carmelo y La Playa; La Colina, El Mirador y Hospital; Calle Mallarino, Vegas del Río y Plaza Principal

San Roque y sus grupos parroquiales. En la actualidad en la parroquia de San Roque están conformados varios Grupos Parroquiales, coordinados tanto por los sacerdotes como por laicos comprometidos, ellos son: Consejo de pastoral; Consejo de asuntos económicos; Grupo de acólitos; Grupo de lectores; Ministerio de música; Legión de María; Guardia de Honor; Grupo de oración; Infancia misionera; Cursillistas de cristiandad; Representante de veredas; Grupo de catequistas; Grupo de la Divina Providencia, Pastoral de la salud; Ministerio de las ofrendas; Grupo juvenil; Sociedad de San Vicente de Paúl; Grupo vocacional; Grupo de parejas; Junta permanente pro-semana santa y Pre comunidad.

Siguiendo los lineamientos de Aparecida y enmarcados en el objetivo general de la pastoral diocesana, en la Parroquia de San Roque nos hemos propuesto reforzar algunos ejes transversales en todo el quehacer pastoral. Estos ejes pastorales dinamizarán a cada uno de los grupos apostólicos y están acompañados de algunas acciones específicas.

1. Establecer una estructura parroquial completa, que permita identificar claramente su forma de organización, de tal manera que se puedan conocer perfectamente las áreas de trabajo pastoral que se tienen y quiénes son sus coordinadores.

- Renovando y consolidando el Consejo Pastoral Parroquial
- Renovando y consolidando el Consejo de Asuntos Económicos
- Impulsando que cada área pastoral tenga su plan de trabajo y evaluar el cumplimiento y el resultado de las metas y objetivos propuestos.

2. La experiencia religiosa. Ofrecer a todos nuestros fieles un “encuentro personal con Jesucristo”, una experiencia religiosa profunda e intensa, un anuncio kerigmático y el testimonio personal de los evangelizadores, que lleve a una conversión personal y a un cambio de vida integral”.

-Renovando el encuentro con Cristo a través de la oración comunitaria, fomentando encuentros de vida espiritual, para compartir la experiencia de Dios en nuestras vidas.
- Promoviendo una diversidad de espacios que renueven y fortalezcan nuestros encuentros personales con Jesús
-Invitando invitar a salir a anunciar con ternura y creatividad la alegría de ser cristiano desde nuestros espacios o ámbitos.
-Organizando y preparando con mayor dedicación nuestras celebraciones litúrgicas
-Favoreciendo una liturgia viva y participativa que permita profundizar en el misterio de Dios
- Motivando a que las actividades que realizan cada uno de los grupos apostólicos estén orientadas al encuentro con Jesús
-Trasmitiendo el testimonio de vida con amor y alegría, estando organizados, evitando el anti-testimonio.

3. La vivencia comunitaria. “Nuestros fieles buscan comunidades cristianas, en donde sean acogidos fraternalmente y se sientan valorados, visibles y eclesialmente incluidos. Es necesario que nuestros fieles se sientan realmente miembros de una comunidad eclesial y corresponsable en su desarrollo. Eso permitirá un mayor compromiso y entrega en y por la Iglesia”.

-Promoviendo acciones conjuntas para el desarrollo de las diferentes actividades de las comunidades “propiciando” distintas opciones para colaborar y sentirse parte.
-Generando espacios dentro de cada grupo, en donde ninguna persona se sienta excluida, sin importar su condición.
-Favoreciendo espacios de encuentros comunitarios en donde se pueda alentar el sentido de pertenencia y el conocimiento entre los miembros.
-Teniendo una mirada atenta a las capacidades que cada uno tiene para fortalecer el trabajo personal y grupal afuera y dentro de la parroquia.
-Propiciando en las instancias parroquiales una actitud de apertura, acogida fraterna, recepción, donde todos los fieles se sientan incluidos y valorados.
-Promoviendo espacios y actitudes de apertura generosa dentro y hacia fuera de la comunidad.
-Trabajando en nuestras comunidades gestos de acogida como parte de la pastoral comunitaria.
-Promoviendo formas de bienvenida que reciban a toda la comunidad en las misas.
-Provocando una toma de conciencia entre los agentes pastorales de quienes se acercan por primera vez.

4. La formación bíblico-doctrinal. Nuestros fieles necesitan profundizar el conocimiento de la Palabra de Dios y los contenidos de la fe, ya que es la única manera de madurar su experiencia religiosa. En este camino, acentuadamente vivencial y comunitario, la formación doctrinal no se experimenta como un conocimiento teórico y frío, sino como una herramienta fundamental y necesaria en el crecimiento espiritual, personal y comunitario”.

-Propiciando la Lectio Divina grupal e individual.
-Haciendo que la formación doctrinal y bíblica se desarrolle de tal manera que le permita iluminar adecuadamente los reclamos de la realidad siempre cambiante.
-Incluyendo en la programación anual de la pastoral parroquial jornadas de programación bíblica doctrinal y talleres bíblicos.
-Asistiendo a cursos o encuentros específicos de cada área pastoral que vayan a ser impartidos por las delegaciones diocesanas.
-Dando testimonio del mensaje llenos de vida.
-Promoviendo celebraciones especiales fuera del templo.
-Promoviendo espacios de formación en las diferentes áreas y abiertos a la comunidad.
-Formando y renovar la capacidad bíblico-doctrinal de los agentes pastorales.
-Brindando una atención especial a la catequesis pre sacramental.

ACTIVIDADES PASTORALES PARROQUIALES

ACTIVIDADES PASTORALES DIOCESANAS