PARROQUIA SANTO DOMINGO DE GUZMÁN

Párroco:
Teléfono: 862 10 79
Celular:
Correo: parroquiadominicana@gmail.com
Horario de despacho:
Eucaristías dominicales:

BREVE RESEÑA HISTÓRICA

LA COMUNIDAD CRISTIANA

El templo de Santo Domingo, fue diseñado por el sonsoneño Heliodoro Ochoa, cuenta con una cúpula de 55 m. de altura y 8.80 de diámetro, las torres tienen 80 metros de altura.

La deficiente estructura del templo existente cuando la erección de la parroquia en 1798, se había venido abajo, por lo tanto, se hizo necesaria su demolición. Por lo cual, se inició la construcción del nuevo templo en año 1868, sin capital y renta alguna y sólo sobre las esperanzas de que la obra sería una realidad. Le correspondió al sacerdote RAMÓN MARIA ZULUAGA, en su tercer periodo como párroco de Santo Domingo1867 a 1871, iniciar la obra.

En el mismo lugar donde estaba el antiguo templo, se empezó a levantar el edificio con los planos elaborados por el sonsoneño Heliodoro Ochoa y bajo la dirección del arquitecto Luciano Jaramillo, oriundo de Concepción. Se nombró como de trabajadores a Jesús Velásquez Aristizabal cuya labor fue considerada de las más meritorias porque estuvo en ella, durante cuarenta años.

La financiación de la obra venía de los donativos semanales o mensuales, las limosnas, el centavo hebdomadario y del producto de los festivales. Es valorar el gran impulso que la comunidad le dio a la obra, por parte, de hombres, mujeres, ancianos, niñas y niños, que en la unión de escuelas y colegios acudían a los “convites” para acarrear los ladrillos, desojar la tierra de los banqueos, remover y colocar grandes piedras o hacer el acarreo de los combustibles empleados para quemar los ladrillos e los tejares.

Después de iniciada la obra por el Pbro. Ramón Maria Zuluaga, continúan la obra los presbíteros Francisco Antonio Isaza Escobar, Jenaro Roldan y Juan Pedro Marchetti, sin embargo, es preciso resaltar, que el alma y nervio de la obra negra, incluyendo torres, cúpula y cubierta, se debe al dinámico Padre Angel Maria Gomez, párroco de 1878 a 1902, Un busto de este levita, se encuentra en el atrio del templo y pone de manifiesto el agradecimiento del pueblo dominicano a tan notable sacerdote. A el también se debió, la construcción del primer hospital, la antigua casa cultural y un tejar para la elaboración de los ladrillos empleados en la edificación del templo.

El derrumbamiento de la primera cúpula, hecha de ladrillo, le hizo ver al Pbro. Sabino Giraldo (Párroco entre 1902-1907) que era necesario construir una nueva cúpula. Para ello hizo levantar planos y los envió a los estados Unidos, para que fabricaran la nueva cúpula en lamina de hierro galvanizado; esta cúpula es la que hoy tiene el templo y cuya conservación ha exigido la renovación y cuidado de su pintura plateada sobre la superficie exterior. Toco al párroco Marco A. Botero (Párroco entre 1907-1910) la instalación e inauguración de dicha cúpula. De la administración parroquial del presbítero Alejandro Correa (1910-1017) son: el altar mayor, el sagrario metálico y la custodia grande.

Durante la época del Pbro. Antonio José Gomez (Párroco entre 1917-1951) los feligreses ayudaron en la decoración del templo; se cambio en 1937 el baldosín de porcelana por baldosa; se colocaron dos hermosos altares laterales, labrados en madera de cedro. Estos altares han sido denominados como altar de la inmaculada y altar de San José, puesto que en sus respectivos nichos centrales albergan las imágenes de dichas advocaciones; igualmente se colocaron, las barandillas del comulgatorio y tres artísticos confesionarios, todo ello confeccionado en maderas de la mejor calidad y por los mejores ebanistas. De esta misma época es la construcción del bautisterio de estilo gótico y la compra de un órgano eléctrico, para reemplazar el mediofono Francés, adquirido por el Presbítero Alejandro Correa.

Hasta más o menos el año 1950 el templo contaba con, cuatro altares de estilo gótico, elaborados en fino cedro; un hermoso pulpito elaborado también en madera; un bautisterio estilo gótico que contaba con pila bautismal de mármol de carrara, el consabido grupo de bellas imágenes que representaban el bautismo de Cristo y un sagrario de plata que tiene tres metros de altura. El piso primitivo que era de pequeños adoquines de porcelana, fue reemplazado en 1937 por el actual baldosado. Posee además varias y valiosas imágenes traídas de los talleres de Barcelona.

ACTIVIDADES PASTORALES PARROQUIALES

ACTIVIDADES PASTORALES DIOCESANAS